divendres, 8 de setembre de 2006

I TENS SORT QUE SOM DEMÒCRATES








"El alcalde de Madrid acierta de lleno con la decisión de que no sea contratado para actuar en el Teatro Español, si bien oficialmente se anuncia que es el actor y director teatral quien renuncia a su puesta en escena. No es, por supuesto, un caso de censura, de veto o de represalia política, como algunos pretenden en un lamentable ejercicio de sectarismo. Es cuestión de sentido común y de responsabilidad derivada de los propios actos. El ciudadano Pepe Rubianes tiene la fortuna de vivir en una sociedad democrática cuyo ordenamiento jurídico le permite expresar en público sus opiniones irrelevantes y exhibir una penosa zafiedad en su forma de hablar. Esa misma libertad conlleva el deber de asumir las consecuencias. Entre ellas, que una gran mayoría considere intolerables sus palabras referidas al pueblo español, titular de la soberanía nacional de acuerdo con la Constitución. Ruiz-Gallardón ha sido sensible a esa opinión generalizada entre los ciudadanos con independencia de las preferencias ideológicas. No se trata, claro está, de limitar la libertad de expresión, ni mucho menos de poner barreras a la creación artística. Pero una institución cultural, dependiente de una administración pública, no puede acoger a quien no ha sabido estar a la altura de la convivencia democrática. El autor pretende ahora involucrar no sólo a García Lorca, sino también a Antonio Machado y a Miguel Hernández, y se presenta como modelo de una España de «progreso». No engaña a nadie. El talento, por definición, es incompatible con la ordinariez. Si alguna vez fue posible, resulta ridículo a estas alturas identificar la cultura con ciertas provocaciones gratuitas. Por este camino no conseguirá superar la fama de mediocre que le acompaña en los ambientes culturales (...)"

Transcrit de l'editorial d'avui al diari ABC, "Gallardón contra la falsa cultura". Les coses clares, i la tonteria espessa.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Gràcies per la vostra opinió